Seguidores

Visitantes recientes

CLOOOOOOOOK -

BITCHHHHHHHHHHHH -

Estúpidez mundial -

domingo, 28 de noviembre de 2010

ü

Cuando pierdes el tiempo al teléfono, cuando los minutos pasan sin que te des cuenta, cuando las palabras no tienen sentido, cuando piensas que si alguien te escuchara creería que estás loco, cuando ninguno de los dos tiene ganas de colgar, cuando después de que él ha colgado compruebas que lo haya echo de verdad, entonces estás perdida. O mejor dicho, estás enamorado, lo que, en realidad, es un poco lo mismo...

Para algunas personas, de forma inexplicable, el amor se apaga. Para otras, el amor sencillamente se va. Si bien es cierto, por supuesto, que el amor también puede encontrarse, aunque sea solo por una noche. Sin embargo, existe otra clase de amor, el más cruel, aquel que prácticamente mata a sus víctimas. Se llama amor no correspondido. La mayoría de historias de amor hablan de personas que se enamoran entre sí, pero, ¿qué pasa con los demás? ¿Quién cuenta nuestra historia? La de aquellos que nos enamoramos solos, somos víctimas de una aventura unilateral, somos los malditos de los seres queridos, los seres no queridos, los heridos que se valen por sí mismos, los discapacitados sin plaza de aparcamiento reservada. Sí, estáis viendo a una de estas personas.

Tambien hay que añadir el mal de amores. Y no se cura fácilmente. No existen medicinas. Ni remedios. No se sabe cuándo pasará. Ni siquiera se sabe cuánto duele. Sólo el tiempo lo cura. Mucho tiempo. Porque cuanto mayor ha sido la grandeza del amor, tanto más largo resulta el sufrimiento cuando éste se acaba.Es como en las matematicas: se trata de magnitudes directamente proporcionales. Matemática sentimental. Y, por desgracia, en esta materia, podría sacar ahora un diez.